"LaS PaLaBrAS tAmBiéN sOn CaMiNoS"
Sensible al discreto encanto de las pequeñas cosas…
gadgets para blogger

domingo, 13 de noviembre de 2011

A TRES METROS SOBRE EL CIELO...



—Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien, ¿y tú?
— ¿Yo? Estoy de maravilla.
— ¿Hasta el punto de tocar el cielo con un dedo?
—No, así no.
— ¿Ah, no?
—Mucho más. Al menos tres metros sobre el cielo.

Aaah... así que no es una leyenda urbana. Todavía se castiga a las chicas buenas que se portan mal ¿no?

Sé que está preocupado por su hija, porque está con un tio que va en moto, dando bandazos a 200 por hora, a toda ostia porque no quiere darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. Pero de repente aparece alguien que te dice que aflojes, y cuando aflojas, te das cuenta de las cosas, y entonces te fijas en los pequeños detalles. Ella me hace ir despacio, y eso me sienta bien.

"Hay un punto en el que LOS CAMINOS SE BIFURCAN, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir. Desde tú camino ves a la otra persona cada vez más pequeña. Pero NO PASA NADA, ESTAMOS HECHOS EL UNO PARA EL OTRO, y ahí está el, y al final solo ocurre una cosa... llega puto el invierno, no hay vuelta atrás. Lo sientes. Y justo entonces intentas recordar en qué momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas, mucho antes. Y es ahí justo en ese momento cuando TE DAS CUENTA DE QUE LAS COSAS SOLO OCURREN UNA VEZ, y que por mucho que te esfuerces, YA NUNCA VOLVERÁS A SENTIR LO MISMO..."

domingo, 30 de octubre de 2011

Por única vez

Algunas veces los recuerdos llegan para refrescar su presente al igual que la primera lluvia de verano, siente que puede rosar con la punta de sus dedos aquellos momentos que quedaron en pretérito imperfecto, inconclusos. Cree que hay regalos que nos da la vida una sola vez, y nunca más se vuelven a encontrar... son esos pequeños tesoros que debe cuidar.
El amor sopló como suave brisa una sola vez en su vida, fue tan mágico, tan sublime, tan perfecto... que ahora siente que cualquier otra cosa que se le parezca no es más que un falso reflejo de aquello. Sospecha que otros pasos no podrán borrar aquellas huellas.   

martes, 27 de septiembre de 2011

Búsquedas Vanas

La vida es una búsqueda. Pero algunas veces nos concentramos tanto en lo que no tenemos y lo buscamos con tanta desesperación que no vemos las maravillas que, sin buscarlas, vamos encontrando en cada paso que damos. Nos afanamos por el dinero y no disfrutamos de los tesoros invaluables que tenemos a nuestro alrededor; nos preocupamos tanto por no envejecer que nos pasamos la vida jugando pulseadas con  el tiempo y perdemos los mejores años preocupados por algo que indefectiblemente llegará; todos queremos ser felices pero no nos damos cuenta que esa felicidad es el fruto dulce de un árbol difícil de cultivar. VIVAMOS EL HOY, DEJEMOS DE PREOCUPARNOS POR AMORES NO CORRESPONDIDOS, POR PERSONAS A LAS CUALES NO LES CAEMOS BIEN, POR PROBLEMAS QUE DEFINITIVAMENTE NO TIENE SOLUCIÓN… DEBEMOS ABRIR LOS OJOS Y DISFRUTAR DE LAS PERSONAS QUE AMAMOS Y NOS AMAN Y DE ESA MANERA NO HABRÁ PROBLEMAS QUE NOS HAGA BAJAR LA CABEZA… DE ESA MANERA TODOS LOS DÍAS VEREMOS BRILLAR EL SOL  =)

lunes, 5 de septiembre de 2011

MILAGROS  INESPERADOS

Antes consideraba que la felicidad era algo inalcanzable, demasiado difícil de conseguir, que el amor de mi vida llegaría una sola vez y tenía tanto miedo de no reconocerlo; creía que en algún lugar del mundo existía mi alma gemela, mi otra mitad, pero pensaba que en este mundo, tan grande, podía pasar toda la vida buscándolo.
Después de un tiempo descubrí que la felicidad es una elección, que puede construirse con pequeños momentos: soy tan feliz los días de lluvia cuando puedo conducir tranquila, mientras el cielo se desarma en relámpagos, fuertes gotas caen frente a mí y ni siquiera me tocan, yo las traspaso lentamente, o cuando manejo por la carretera solitaria escuchando música fuerte; soy inmensamente feliz cuando tengo a ese grupo de adolescentes frente a mí, quejosos porque no quieren escribir y me desafían a cada instante a hacer mis clases más entretenidas y lograr que se interesen, soy feliz cuando veo los milagros que hace Dios a cada instante, lo milagros cotidianos: la sonrisa de mi madre, el abrazo sincero de los niños, el sol saliendo en el horizonte. Al amor de mi vida lo encontré hace siete años muy muy lejos del lugar donde vivo, lo reconocí en cuanto miré sus ojos, todo el universo se detuvo cuando descubrimos que éramos lo que esperábamos encontrar, hoy no estamos juntos, pero somos felices sabiendo que cada uno existe es su rincón de universo. 
A mi alma gemela la encontré repartida en otras mitades más, y no estaban tan lejos como pensaba, una mitad nació un poco antes que yo y aunque es mi mitad más diferente es magnífico el paréntesis que creamos cuando estamos juntas, las otras dos son hermanas entre ellas, llegaron a éste mundo un par de años después que yo, crecieron conmigo y todos los días riegan mis raíces para ayudarme a crecer, son mis mejores amigas.
Y así fui descubriendo que Dios no nos da lo que queremos pero que siempre nos da aquello que realmente necesitamos; que las cosas no llegan cuando las esperamos pero que indefectiblemente aparecen en el momento adecuado; entendí que no debo esperar grandes acontecimientos para descubrir los milagros que se esconden detrás de ellos, sino que debo ser consciente que en cada instante de vida soy testigo de maravillosos acontecimientos: el amor, la felicidad, lo mágico de nuestras existencias ocurren cuando dejamos de creer que las cosas son imposibles y nos dedicamos simplemente a vivir.

domingo, 4 de septiembre de 2011

 CON EL TIEMPO… 
Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia  entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos y los regalos no son  promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que
alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.
Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Jorge Luis Borges

martes, 30 de agosto de 2011

¿Resignación?

Algunas veces el deseo de sentirse bien no es suficiente para sentirse bien, algunas veces el deseo de sonreír no es suficiente para evitar lágrimas de tristeza, hoy las palabras no bastan para calmar tanto silencio y ningún pintor sería capaz de quitarle el tono gris a mi mirada, en éste momento  mi soledad es un gigante que me abraza y no me deja respirar.  
Muchas veces nos conformamos con la vida que tenemos porque simplemente es más fácil y sencillo quedarnos como estamos, no correr riesgos; pero en otras ocasiones no buscamos cambiar la situación porque en ese cambio algunas personas podrían salir heridas. Me siento atrapada, hay cosas que me quitan la tranquilidad pero modificarlas podría significar lastimar, indirectamente, a algunas personas. ¿Es bueno sacrificar nuestro bienestar por las personas que amamos? Me siento protagonista de una historia que yo no escribo… 

domingo, 28 de agosto de 2011

HOY

Has cambiado mi mundo de tantas maneras... te ame y te odie viciosamente incontables días. Mi irracionalidad se volvía loca ante alguna de tus actitudes, fuiste la brújula rota con la que guiaba cada uno de mis pasos.


Hoy sigues cambiando mi universo, pero mis labios ya no precisan de tu estímulo para esbozar sonrisas, soy feliz por decisión no por alguna circunstancia particular Hoy más allá de saber que no podré refugiarme en tu mirada nunca más pues tengo la certeza de que has hallado calidez en otros brazos y decidiste acompañar tu soledad con alguien que no soy yo... hoy soy igualmente feliz porque sé que existes y que ríes y que vives... El amor no es solamente poseer, es más que nada libertad... soy libre para quererte siempre, o quizás para querer el ideal de tu imagen que decidí conservar, y eres libre para acompañar tu silencio con una dulce voz...Quizás, un día de estos, yo también encuentre alguien con quien conformarme; tal ves nunca vuelva a amar de este modo,  pero voy a amar con todas las fuerzas que me broten todas las veces que pueda =)

jueves, 25 de agosto de 2011

Felicidad

Creo que uno aprende a ser feliz cuando deja de esperar que la vida le sonría, cuando ya no espera nada de nadie y lucha con todas sus fuerzas y con mucha fe por eso que quiere. Creo que se aprende a ser  feliz cuando se toma lo que se tiene en brazos (poco o mucho) y se lo cuida como el más valioso de los tesoros, cuando se hace todo con amor, cuando uno busca hacerle cosquillas a la vida. Considero que el hombre no nace feliz o infeliz sino que aprende a ser una u otra cosa, elije ver el vaso medio lleno o medio vacío cada día, cuando comprende precisamente que la felicidad no es algo que nos regalan o que  viene envuelta en una caja, sino que es algo que se construye con mucho esfuerzo todos los días. La felicidad no significa estar sonriendo todo el tiempo, no es  la ausencia de problemas,  es encontrar la paz dentro de nosotros, descubrir que detrás de las nubes aún brilla el sol. 

domingo, 14 de agosto de 2011

Utopía

Desajustando un par de tuercas en mi mente, intento desbaratar los recuerdos que llenan mis ojos de melancolía. Busqué incansablemente infundirme el olvido para poder empezar sin ninguna esquirla del pasado impidiendo mi avance, pero todos mis intentos fueron infructuosos. Te encuentro en los lugares menos pensados, te encuentro ya sin buscarte y sin darme cuenta me siento a esperarte más de dos veces al día. Por fin comprendí que esta distancia, la de ahora, no es la misma que la de todos estos años, porque ahora la distancia va más allá de los km; la distancia, ésta que me asfixia, es la de todos esos caminos obstruidos, es la destrucción de nuestros puentes de palabras, esta distancia es la que ha demolido todo a mi alrededor y me dejó sola en esta isla.



He llegado a comprender que necesitabas de esta distancia en tu vida para continuar andando, supongo que esos ojitos fríos te acompañan otra vez, esos misteriosos pasos han vuelto a ser el eco que escoltan el silencio de tu siempre bien acompañada soledad; supongo que no me lo dices para no matarme, pero quiero que sepas que tu silencio es el veneno más pernicioso y efectivo. Supongo que precisas de esta distancia para poder mirarla a la cara sin ver mis ojos…pero recuerda que el que tu soledad esté acompañado no te hace estar menos solo; yo también durante muchos años intenté encontrarte en otras personas hasta que logre comprender que mis intentos serían siempre en vano, porque tu ya existes en algún lugar y nunca podré hallar en otra voz la armonía de la tuya, nunca podré mirar a otros ojos y descubrir la dulzura del universo en ellos, nunca podré ser “yo” completamente, porque no soy “yo” sin un “tú”. Estoy seguro que la imagen que me llevo de vos es la más utópica de todas, pero yo aun creo en las utopias porque tú eres la mía.

sábado, 13 de agosto de 2011

Pink Floyd - Wish you were here(live) subtitulado al español

Somo sólo dos almas perdidas nadando en una pecera año tras año, corriendo por el mismo viejo suelo. ¿Qué hemos encontrado? los mismos viejos miedos. DESEO QUE ESTES AQUÍ =)

jueves, 11 de agosto de 2011

A volar!


Después de caminar algunos senderos he descubierto cuál es el correcto. Después de derramar trozos de mí en saladas gotas, después de correr tras sueños ajenos y de trastabillar una y otra y otra vez aprendí que cada uno debe dibujar su horizonte como mejor le salga, que algunas veces para seguir creciendo hay que agacharse, descubrí que para levantar rascacielos es necesario derrumbar viejos edificios.
Todos llevamos héroes dentro pero algunas veces dejamos que vuestra identidad secreta sea más fuerte y nos escondemos detrás de la rutina por miedo a cambiar, a revolucionar el mundo que conocemos.
HOY ESTOY DISPUESTA DEJAR DE MIRAR AL MUNDO POR EL OJO DE LA CERRADURA… ABRIRÉ LA PUERTA Y JUGARÉ A VIVIR ESTA LOCURA QUE LLAMAN VIDA =D…

lunes, 8 de agosto de 2011

Algunos días


Algunos días me levanto optimista, peligrosamente optimista, y con la certeza de que podré olvidarlo, hasta tengo la sensación de quererlo un poco menos, de ir acostumbrándome a su ausencia. 
Pero hoy... hoy no es uno de esos días, hoy siento que el aire no me resulta suficiente, siento que lo amo un poco más. Hoy es uno de esos días en los que cada una de sus promesas resuenan  una y otra vez en mis oídos. Hoy es uno de esos terribles días donde siento que tengo las manos llenas de palabras y no está para escucharlas, que mis labios rebosan en caricias y no lo encuentro para dárselas. Es en días como éstos donde tomo conciencia que se ha ido, que me fui quedando fuera de sus días, de sus noches, de su vida... en estos días comprendo que estoy fuera de él pero aún así no logro arrancarlo de mí.

viernes, 5 de agosto de 2011

Extrañándote

Nunca pensé que sería posible extrañarte de este modo, siento que tu ausencia tiene manos y comienza a ahorcarme. ¿Cómo es posible que me haya permitido amarte? ¿Cómo pude ser tan imprudente acostumbrarme a vos de este modo? En la oscuridad de este día soleado siento los puños de tu fantasma golpearme sin piedad, pero no me tocan, porque desgraciadamente es el fantasma de tu recuerdo, que carece de cuerpo, porque tú ya no estás. 

Quiero creer que volverás, soy un náufrago y me aferro con desesperación a la quimera de que un día de estos tu mirada volverá a ser el faro que guíe mi travesía.

jueves, 6 de enero de 2011

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.
Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).
Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.


Jaime Sabines